¿Me sigues ?:3

miércoles, 16 de mayo de 2012

Dulce ironia capitulo 9

Seguía sin poder creer que Roberto conociera a Damian y que éste se levantara celoso y quisiera ordenarle qué hacer y qué no hacer, como si fuera una pequeña niñita, claro está que eso molesto a Sharon.
Cuando parecía que todo ya estaba tranquilo y Roberto y Damian platicaban, Sharon y Ciara no podían hablar sin que la segunda preguntara todo de Roberto y la verdad era que la otra joven no sabía nada de él. Jane tampoco dejaba de interrumpirlas para decir cuan guapo estaba el "novio" de Sharon, y trataba de disimular que se sentía muy nerviosa hablando de su supuesto "Novio" , si cuando todo andaba bien nada fuera de lo normal, ellos seguían platicando sin enviar ninguna vista, ni un pestañeo hacia ella, ambos reían, pero de pronto Sharon notó algo de apatía en el rostro de Damian y dirigió la vista hacia ella, una mirada profunda, no podía descifrar lo que trataba de decirle, pero sabia que no era algo bueno, también notó algo de desdén y a ella se le cerró la garganta, suspiró fuerte y esperaba poder mantener la mirada, pero no pudo.  Rápido se volteo hacia donde Jane, qué hacía circo y teatro para uno de los amigos, creía haber escuchado que se llamaba Kevin, eso creía.
Sharon notó que Damian se levanto de su silla y sonrió algo hipócrita hacia los demás, volteó hacia la barra tratando de ignorar que se acercaba a ella para que le cayera de "sorpresa", sintió una mano en su hombro que la sacudió un poco, claro eso la hizo voltear, y lamentablemente quedar frente a frente, mirada y mirada. No se veía feliz.



-Sharon tengo que hablar contigo-susurró mientras la apuntaba con el dedo índice de manera acusadora.
-Supongo que si-le tembló un poco la voz, y trago saliva , no sabia por que se sentía  como si realmente estuvieran a punto de cortarle la cabeza  "No estoy en la inquisición de la edad media, GRACIAS AL CIELO" agradecía  Sharon para sus adentros.
Ambos salieron de el pub y se detuvieron en la acera .
-¿De qué querías hablarme-exclamó con una sonrisa fingida y mucho mñas segura de lo que en realidad se sentía-hace frió aquí fuera.
-Lo sé ¿¡Podrías explicarme por que de buenas a primeras te metes en la casa de un desconocido!?
-¿Casa?-Sharon puso ojos en blanco y desvió la mirada-¿Casa...?
-Sí, a la casa de Roberto, y no me quieras mentir-su tono subió-Estaba molesto que ya me contó todo, y muy alegre por cierto, podrías explicármelo ¿Por qué?
-Bueno, si él ya te lo contó todo, que más quieres saber, ¿Que  pasó? No pasó ABSOLUTAMENTE NADA, ¿Eso te molesta?
-Claro que me molesta, no , no me imagino  por que , es que estabas hay
-Oye, si según tú, él ya te contó todo, ¿Qué rayos me preguntas a mí?  Y en todo caso ¿Desde cuando te tengo que contar todo lo que hago o deje de hacer en mi vida?-le preguntó casi gritando, bueno en unas partes si que lo hizo, pero Damian seguía con la misma cara-Acaso, oye, ¿Acaso es que Roberto me haya prestado su camisa, te moleste?
-OK, a ver- su voz cambio, ahora era mas severa  y sonaba mucho mas molesto, eso asusto a Sharon, jamás, lo había visto tan molesto, sus manos, hechas puños y su ceño fruncido y los dientes apretados-su camiseta, no me imaginaba que fueras ese tipo de mujer, que aparte que te metes a la casa de un desconocido ¡TE BAÑAS EN SU CASA Y PARA COLMO TE PRESTA SU CAMISETA! Ni quiero imaginarme que demonios pudo haberte pasado.
-¡No fue como piensas o yo no se como se como te lo habrá explicado o te lo habrá dicho, por que no paso absolutamente nada! - Sharon estaba frustrada y se sentía triste sus ojos se llenaron de lágrimas ante la desesperación- ¿Qué te pasa, Damian? ¿Qué demonios te pasa?
-Me pasa que ... -él volteo a la acera y relajo los músculos se masajeó las sienes y luego la volteo a ver con mucha tristeza en sus ojos-No  creo que aún no te hayas dado cuenta, todo lo que te he dicho siempre-su voz era cansina y algo nerviosa-Sharon, Sharon , tú sabes que yo te quiero mucho, y lo único que quiero es protegerte, tienes que perdonarme por lo que te dije- para ese momento Sharon estaba hecha un mar de lágrimas, la tomó por los hombros y luego la abrazó pegándola a su pecho .
-Maldita sea, suéltame-alejó su cuerpo con sus brazos fuertemente, estaba molesta, muy molesta, apartó la mirada de su amigo porque no queria verlo- Dime una cosa ¿Qué no puedes creer?
Damian dio un gran suspiro y  la tomo nuevamente por los hombros tiernamente, se acercaba lentamente, Sharon estaba congelada, Damian junto su cabeza con la de ella y a su oido susurraba:
-Que no podía creer que estuve tanto tiempo esperando este preciso momento y la verdad no quisiera alargarlo mas, por favor escúchame atenta-agregaba en cada susurro un sentimiento inexplicable, ella no podía ni hablar puso sus manos en su pecho para separarlos un poco- por favor te pido que no te enojes y mucho menos dejes de hablarme, Sharon, yo...-se acerca cada vez más y vuelve a hablar muy suavemente en un susurro-Yo te amo-inclina su cabeza un poco hacia un lado y roza sus labios con los de ella y luego los presiona suavemente hasta convertirse en un beso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias Por comentar!

Solo recuerda...

*Si vas a comentar idioteses...
*Si vas a ofenderme o alguien me comenta ...
*oh algo por el estilo...

NO COMENTES! :D

RECUERDA SIEMPRE TUS COMENTARIOS ME SIRVEN PARA SEGUIR MEJORANDO A SI QUE NO DEJES DE COMENTAR!!

Gracias.

Dont Copy and paste ñ_ñ

Dont Copy and paste ñ_ñ